Preparar este logo para mí fue muy especial, porque algo de mi esencia se quedaría grabada en la mente de muchos maestros compañeros. Todos los maestros estamos en continuo cambio por ello la innovación pedagógica se ha convertido en nuestro día a día. En estos momentos donde las nuevas tecnologías llegan pisando fuerte, debemos innovar en las aulas se lo debemos a nuestros alumnos.

Crear algo innovador es muy complejo, requiere muchas horas de dedicación y algo más. Lo que siempre va en mi esencia, la ilusión.

Cuando me comentan un proyecto, analizo las palabras de quien me cuenta esa idea, su emoción y sus gestos. Este proyecto fue la suma de muchos docentes buscando un cambio. Un intercambio de experiencias y muchos viernes divertidos.