Dibujar. Eso es cosa de niños

Cuantas veces habré escuchado esa frase, y sí, estamos de acuerdo los niños muestran su creatividad, imaginación e ilusión cogiendo un papel en blanco y dibujando. Pero, yo también y no soy precisamente una niña.

Todavía recuerdo la etapa del garabateo cuando trabajaba en la escuela infantil. Me encantaba ver aquellos dibujos cabezones, con unos ojos gigantescos y tres pelos puntiagudos colocados a modo de espinas en la cabeza.

En la actualidad

Cuando me decidí a dibujar momentos, ilusiones y personajes pensaba cuál sería mi herramienta perfecta.

Una tablet gráfica cargada, un lápiz conectado y buena música.

Hace algo más de cuatro años, empecé a dibujar digitalmente y he de reconocer que cada día me gusta más.

Impresiones sobre la ilustración digital

  • Versatilidad: Todo lo imaginable cabe en un folio infinito. Puedes dibujar desde una ilustración, hasta un paisaje, comic…
  • Luz: Regulando la luz del dispositivo, no necesitarás esperar a la mañana siguiente para dibujar.
  • Pulso: Quizá es mi único contra, el control del pulso, los dispositivos son muy delicados y el agarre de lapicero carece de textura.
  • Guante: Imprescindibles para no pintar con el borde de la mano y que tengas que borrar medio dibujo.